Muy buenas internauta, ha llegado a mi morada. Aquí encontrará tanto el registro precario de algunas de mis actividades, como el resultado de momentos de lucidez en los que logro vencer mi pereza y crear una pieza artística. No puedo garantizar que su estancia aquí será ordenada y satisfactoria, de modo que es libre de escapar cuando le plazca. Sepa además, y no lo digo como excusa, que este sitio está en construcción y cosas extrañas podrían ocurrir. Mantenga la calma y si existe algún medio de contacto busque hacerme llegar el resultado de su experiencia.

Desde ya, le deseo una buena jornada.